Portada / Consejos / Todo sobre las equivalencias de los neumáticos

Todo sobre las equivalencias de los neumáticos

Cuando se te presenta la necesidad de cambiar los neumáticos del coche, es de vital importancia que atiendas a sus medidas. Los neumáticos son, sin lugar a dudas, unas de las partes más importantes de un coche, ya que son los encargados de soportar todo el peso y ser el nexo de unión entre la carretera y el automóvil. Para saber cuáles son los más adecuados, debes fijarte en las equivalencias de los neumáticos; ya que, si no son equivalentes, no podrás pasar la ITV; y, lo que es peor, pondrás en peligro tu seguridad.

Peligros de usar unos neumáticos no equivalentes

Son muchos los problemas derivados de no usar unos neumáticos equivalentes. El principal es que la llanta, al ser más grande o pequeña, no encaje bien y pueda llegar a impedir el normal funcionamiento del sistema. Por supuesto, el propio neumático se verá sometido a un mayor desgaste y daño, por lo que su vida útil se verá reducida en gran medida. Como última consecuencia, en el momento de pasar la Inspección Técnica del Vehículo (ITV), el hecho de no llevar neumáticos equivalentes supondrá una falta grave, por lo que no pasarás la revisión.

¿A qué se refiere el término homologación?

Cada fabricante de coches fija una homologación, que deben cumplir todos los neumáticos que lleven sus vehículos. Es por esta razón que la equivalencia te da la seguridad de que todas las ruedas que se pueden montar cumplen con unas prestaciones similares, lo que aumenta la seguridad del coche.

Existe una fórmula mediante la cual se determina si un neumático es equivalente o no. En dicha expresión matemática intervienen variables como el diámetro de la llanta y rueda, la relación de aspecto y la sección del neumático. Si el resultado obtenido es de +/- 3, la rueda es equivalente. Para mayor facilidad, existen en el mercado tablas de equivalencia que te muestran qué ruedas son las que puedes montar en tu vehículo.

Como conclusión: requisitos de los neumáticos equivalentes

Aunque haya que respetar las indicaciones que se muestran en la ficha técnica del vehículo sobre las dimensiones de la rueda, existe un margen establecido en el que se puede maniobrar. Dicho umbral superior e inferior viene marcado en el manual del fabricante del vehículo y nos indicará las equivalencias de los neumáticos. Para acertar en el recambio de las ruedas, debes tener en cuenta los siguientes aspectos: anchura (no debe sobrepasar en 30 mm las gomas originales), diámetro (no puede diferir del 3 % respecto al homologado), perfil (debe ser idéntico al del original), índice de carga (debe ser igual o superior al del neumático original) y sentido de giro (deben ser montados en el mismo eje de giro). En definitiva, indicadoras de los que debes estar plenamente seguro.

Te puede interesar también

Consejos para rodar los neumáticos nuevos

Comprar neumáticos es siempre una decisión que no debemos tomar a la ligera porque al …