Portada / Consejos / Cómo funciona la garantía de un neumático: qué cubre y qué no

Cómo funciona la garantía de un neumático: qué cubre y qué no

¿Sabes todo lo que incluye la garantía de tus neumáticos y cómo solicitarla? Cuando adquieres un neumático nuevo cuentas con dos años de garantía del fabricante que responde ante los posibles defectos de fábrica que hayan podido sufrir las gomas.

Es importante que en el momento de adquirir tus nuevas gomas hagas una revisión de su aspecto porque si todavía no han rodado puedes gestionar la devolución dentro del plazo que establezca el vendedor. En algunas tiendas también se incluye si el defecto se detecta durante el montaje de los neumáticos, para ello habría que incluir un certificado del profesional que haya detectado el defecto para el cambio o la devolución.

Cada fabricante de neumáticos cuenta con un proceso distinto de evaluación de los daños, por lo que no te extrañe que la documentación a aportar y los pasos a seguir sean diferentes en una marca y otra. Estos procesos suelen dilatarse en el tiempo y no son demasiado ágiles, por lo que se suele recomendar adquirir otras gomas mientras el trámite se procesa para poder circular mientras tanto.

La documentación a aportar para el trámite, como se indica puede ser diferente en cada caso, pero algunos de los archivos que te pueden solicitar son la ficha técnica del vehículo, la factura de compra, fotografías donde se muestre el defecto reclamado, fotografías de la banda de rodadura del neumático, fotografía del exterior y del interior del neumático, fotografía de la fecha de fabricación, kilómetros recorridos, posición del montaje, etc.

El Departamento de Reclamaciones del vendedor suele hacer una criba previa de aquellos casos que se excluyen de la garantía. Mencionamos algunas de las cosas que no cubre la garantía:

    • Flat spot por mantenimiento inadecuado.
    • Neumáticos que se usan en carreras o actividades de competición.
    • Neumáticos gastados más allá del indicador de 1,6mm.
    • Daños causados en la carretera por golpes en la carcasa, rallones, desgarros, cortes o pinchazos.
    • Daños causados por daños malintencionados, vandalismo, carreras, uso fuera de carretera, rodaje a baja presión, montaje o desmontaje incorrecto, giros a alta velocidad, sobrecarga, inflado inapropiado.
    • Daños causados por materiales de equilibrar o relleno, sellado o asiento incorrecto, agua u otros materiales que queden dentro del neumático durante el montaje o alterando el neumático, calor o fuego externo, uso incorrecto, montajes y desmontajes inadecuados, componentes de suspensión gastados, desequilibrado en montaje de neumático, desalineado del vehículo, uso de llanta inadecuada, sobrecarga, presión de inflado inadecuado.
    • Reclamaciones por alto nivel de ruido, falta de agarre, comportamiento de la cubierta si usan diferentes marcas y modelos en eje del‐tras ya que puede provocar comportamientos extraños.
    • Neumáticos reparados.

 

 

Con toda esta documentación se comienza con los trámites de la garantía, tanto el vendedor como el fabricante pueden reclamar documentación adicional si lo consideran necesario. Así como solicitar el neumático para una inspección técnica por parte del perito del fabricante quien determinará la evaluación. Por ello, es importante que el usuario no se deshaga del neumático hasta que finalice la evaluación de la garantía. 

La evaluación puede cubrir el valor total del neumático o sólo un porcentaje de su valor en el caso de que cuente con muchos kilómetros o mucho tiempo montado. También cabe la posibilidad que el fabricante rechace la garantía por no cumplir los requisitos.

Te puede interesar también

¿Qué neumáticos son los mejores para autocaravanas y camper?

A la hora de viajar en autocaravana o camper tenemos que tener en cuenta diversos …

luz sensor de presión de los neumáticos

¿Cómo reiniciar un sensor de presión de neumáticos o sistema TPMS?

Los neumáticos son un elemento muy importante de nuestro vehículo y por esta razón, desde …