Portada / Coches / Dunlop lanza el Sport Max Race 2 de la mano del Porsche 911 GT3

Dunlop lanza el Sport Max Race 2 de la mano del Porsche 911 GT3

El sucesor de la Dunlop Sport Maxx Race ya está aquí. El Sport Maxx Race 2 toma la batuta del modelo anterior y pasando a formar parte del equipo original en el GT3. La marca estadounidense asegura que desarrolló el neumático nuevo junto con Porsche con el fin de “cumplir con los requisitos exigentes” para su última creación: el 911 GT3.

La aprobación del equipo original para el Porsche 911 GT3 llegó tras una serie de “pruebas intensivas” en Nordschleife en Alemania y en la zona de pruebas de Porsche en Nardò, Italia. “Estamos encantados de haber tenido la oportunidad de trabajar con el equipo del Porsche 911 GT3”, dice Martijn De Jonge, director de marca para el consumidor PBU en la región EMEA. “Nos dio la posibilidad de optimizar un neumático para que transfiera perfectamente el potencial del automóvil al rendimiento en carretera”.

Según asegura Dunlop, Porsche estableció dos requisitos a la hora de elegir el neumático que formaría parte del 911 GT3: crear un neumático que proporcione un excelente rendimiento en superficies secas y de resistencia de vuelta en pista. “Dunlop desarrolló un neumático con excelentes características para satisfacer nuestras necesidades”, comenta Jan Frank, de Porsche. “El Sport Maxx Race 2 ofrece el rendimiento necesario en superficies secas y también en términos de agarre y precisión de dirección”.

4legend.com

Excelentes prestaciones del Sport Maxx Race 2

El Sport Maxx Race 2 ofrece puentes entre sus ranuras que mejoran la rigidez del neumático. Este diseño de estructura de refuerzo ha permitido a los ingenieros utilizar menos caucho, creando un neumático más rígido y ligero, manteniendo al mismo tiempo el peso total.

El nuevo Sport Maxx Race 2 está hecho de un compuesto exclusivo que, según neumáticos Dunlop, es un “elemento crucial para mejorar la conducción de alto rendimiento”. Este compuesto de carreras se calienta más rápido que los compuestos normales, mejorando la fricción entre el neumático y la carretera. Algo que da como resultado “un agarre extremo y una estabilidad de rendimiento a largo plazo al conducir vehículos de alto rendimiento”.

Te puede interesar también

Por qué pervivirá la conducción convencional

¿Por qué pervivirá la conducción convencional?

El avance de la tecnología y la creación de los coches autónomos te lleva a …