Que es el ciclo WLTP

Ciclo WLTP: así se calcula la autonomía de los coches eléctricos

Es posible que hayas escuchado hablar, en pasado, de ciclo WLTP. Para entender qué es y para que sirve, antes tenemos que hablar de un concepto muy importante para valorar el funcionamiento de los vehículos sobre ruedas.

La autonomía es, junto con el número de puntos de recarga, una de las principales dudas que frenan la compra de coches eléctricos por parte de los automovilistas españoles. La tecnología evoluciona rápidamente, tanto que en los últimos modelos ya es normal encontrar distancias máximas de más de 400 kilómetros, que también son compatibles con viajes de medio alcance.

Sin embargo, muchos continúan dudando: ¿son fiables los datos relativos a la autonomía de los coches eléctricos?

Tratemos de aclarar, explicando cómo se calcula la autonomía declarada de los coches eléctricos, y por qué (y en qué medida) los datos pueden variar en la conducción real.

Qué es el Ciclo WLTP

Empezamos por lo básico. Para calcular la distancia máxima de un coche eléctrico, es necesario conocer la capacidad real de la batería en kilovatios hora (que por motivos de seguridad suele ser un 6-8% inferior a la nominal), o la cantidad real de energía que puede almacenar.

Luego hay que averiguar su consumo energético medio, expresado en kilovatios hora absorbidos para recorrer 100 kilómetros (kWh/100km, de forma similar a los coches endotérmicos, donde el consumo se indica en litros/100km).

Para calcular esta última cifra entra en juego el ciclo WLTP, acrónimo de Worldwide Harmonized Light Vehicle Test Procedure. Se trata de una serie de pruebas de laboratorio a las que deberán someterse todos los coches matriculados en Europa a partir de septiembre de 2018. Para los coches endotérmicos se utiliza para comprobar las emisiones contaminantes y el consumo de combustible, mientras que para los coches eléctricos, obviamente, solo el consumo energético.

El ciclo wltp calcula la autonomia de los coches electricos

Cómo funciona el ciclo WLTP

El protocolo WLTP tomó el relevo del NEDC (New European Driving Cycle), el anterior sistema de pruebas diseñado para evaluar objetivamente el impacto medioambiental de los automóviles y se diferencia de éste precisamente en que es más realista. Por tanto, más cercano a los datos que el conductor puede obtener en su conducción diaria.

El ciclo de prueba se desarrolla en un banco de ruedas específico, donde se simula un recorrido total de 23,25 kilómetros, divididos en 2 fases urbanas (que juntas representan idealmente el 52% del recorrido) y 2 extraurbanas (48%), con una duración de 30 minutos. El equivalente a un típico viaje casa-trabajo.

Para hacerlo más realista, se suponen varios escenarios viales, incluidas las autopistas, con velocidades que van de 0 a 131 kilómetros por hora (para una media de 46,5 kilómetros por hora), con igual número e intensidad de aceleraciones y desaceleraciones para todos. modelos Finalmente, se realizan dos mediciones distintas a diferentes temperaturas: una a 23 grados centígrados y otra a 15 grados centígrados, y también se tienen en cuenta opciones y equipos específicos, como círculos más grandes.

El resultado del test WLTP es una cifra media representativa, muy próxima a la que puede obtener un conductor con un uso mixto del coche.

Ciclo WLTP y autonomía de los coches eléctricos

Sin embargo, en casos específicos, la autonomía podría desviarse de la cifra declarada, tanto para bien como para mal. Por ejemplo, si se utilizara un coche eléctrico el 90% del tiempo en la ciudad (en lugar del 52% de la prueba), el consumo medio sería menor y podría aprovechar más la regeneración en frenada, alcanzando incluso una mayor autonomía que dicho, mientras que ocurriría lo contrario para un uso puramente de autopista.

La segunda variable es el comportamiento al volante: un estilo de conducción nervioso no entrenado en los secretos de lo eléctrico reducirá significativamente la distancia útil, viceversa una técnica fluida y el conocimiento de algunos «trucos», por ejemplo anticiparse a las frenadas, podría conducir a una mejor autonomía que la declarada, como lo demuestra una prueba reciente de la NAF (la federación automovilística noruega).

También hay que tener en cuenta las pendientes afrontadas y el papel del aire acondicionado: en las pruebas está apagado pero su uso abundante puede afectar al consumo energético.

Con el ciclo wltp mides la carga de baterías

¿Son fiables los datos sobre la autonomía de los coches eléctricos?

La autonomía declarada en WLTP, por lo tanto, puede considerarse una indicación general bastante fiable. Al tratarse de una medida media de laboratorio (las pruebas en carretera, llamadas RDE, se realizan únicamente para detectar las emisiones de los coches endotérmicos) es inevitable que descuente cierta diferencia con los datos reales, sobre todo en condiciones de conducción alejadas de las simuladas.

En cualquier caso, todos los fabricantes tienen prevista una reserva de marcha que te permite recorrer una distancia determinada (de 20 a 60 kilómetros de media), incluso cuando el coche indica una autonomía del 0%, y si ésta también se agota, el sistema bloquee el automóvil antes de que la batería se descargue por completo, para evitar daños en el acumulador.

Pero es mejor no llegar a ciertos extremos: la regla de oro en la conducción de un eléctrico es no bajar del 20% de la batería y planificar siempre con antelación las recargas.

Te puede interesar también

Goodyear seguirá siendo el neumático oficial de NASCAR

Goodyear seguirá siendo el neumático oficial de NASCAR

Con una de las relaciones más longevas de la historia de las carreras, The Goodyear …

Cómo cambiar neumáticos de scooter

Cómo cambiar neumáticos de scooter

Cambiar los neumáticos para scooter requiere pasos específicos. Ya sea que acabas de pinchar o …